10ENE

Nuevas instalaciones en Zaragoza

El pasado 21 de noviembre  ACL inauguró  su nueva nave en  primera línea en el Aeropuerto de Zaragoza . La puesta en servicio de esta instalación supone para los clientes de ACL ganar en  agilidad y seguridad en las operaciones de  carga y/o descarga de mercancía que hasta la fecha no era posible en el Aeropuerto de Zaragoza ,ya que debido entre otras cosas ,  a su automatización y tecnología,  permite reducir de manera significativa los tiempos de descarga, se elimina al completo la intervención del cliente en la carga / descarga de unidades completas y se aumenta la competitividad de las aerolíneas que son atendidas por ACL al reducirse los tiempos de asistencia.

Esta nueva instalación  está construida sobre una parcela de  9.500 m2 y con una superficie cubierta de 1,047.00 m2 dividida en tres partes :

 

  • Área TRUCK DOCKS: de 512 m2,  incluye 3 muelles de rodillos conectados con 3 pasillos automatizados para la carga / descarga simultánea de tres camiones completos (12 BUPs al mismo tiempo). Esta parte de la nueva instalación dispone de 3 básculas calibradas integradas en los rodillos automatizados. Cada una de las posiciones de este espacio tiene capacidad para ULDs de 96” con un peso unitario de hasta 6 toneladas y cualquier contorno admisible en flotas cargueras.
  • Área MTV:  de 375 m2 .En este espacio se han habilitado hasta 8 posiciones (muelles) de descarga de camiones de rodillos, camiones que son descargados a través de un moderno equipo móvil (Moveable Truck Dock) capaz de manejar unidades de 96” con un peso unitario de hasta 6 toneladas. Este equipo integra una báscula calibrada para una ágil verificación de pesos. A través de este equipo está garantizada la descarga de un camión completo (4 posiciones) en no más de 10 minutos. La descarga es realizada directamente sobre equipos de transporte de mercancías a las aeronaves lo que reduce drásticamente los tiempos de asistencia sin merma alguna en la aplicación de los preceptivos controles de seguridad.
  • Edificio de servicios y oficinas de 160 m2  en el que se integra un espacio dedicado a clientes con zona de espera habilitada para conductores. Las descargas no precisan de la intervención de los conductores y ACL ha dedicado un espacio seguro y tranquilo para el cliente durante el corto espacio de tiempo que es necesario para la carga y descarga de camiones.
Comparte: